Carillas 

Sin necesidad de agredir el esmalte de nuestros dientes podemos hacer carillas de espesores tan delgados como 0,3 MM y que aporten a nuestra sonrisa el cambio en la forma y el color que deseamos.